El momento más oscuro de la noche es el que precede al amanecer.

Paulo Coelho