Vive de cara al sol, y las sombras quedarán detrás tuyo.

—Proverbio maorí