El estar siempre ocupados intentando ser algo no nos deja disfrutar del simple hecho de ser.

Robert Fisher