Cierra tu mente y piensa. Cierra tus oídos y escucha.

Rumi