Nadie es inútil en este mundo mientras pueda aliviar un poco la carga a sus semejantes.

Charles Dickens