El mundo que hemos creado es el resultado de cómo pensamos. No podremos cambiarlo a menos que cambiemos nuestra forma de pensar.

—Albert Einstein