david100x78

El hermano David Steindl-Rast afirma que cualquier actividad que eleva nuestro espíritu puede hacerse oración, siempre que la hagamos con un corazón abierto, con gratitud y alegría.